POESÍA, SUBVERSIÓN, CREATIVIDAD Y ACCIÓN SOCIAL:

niño cadenasPor Mar Benegas

Reflexionar en torno a la poesía, a la falta de lectura de la misma y al bloqueo sistemático de la creatividad en la infancia. Reflexionar, mucho, sobre la necesidad y función poética como catalizadora y expositora de otras realidades, como herramienta fundamental para el cambio social: pensamiento es lenguaje. La capacidad mermada de generar otros mundos a partir de la inventiva. Los circuitos que se establecen y crecen robustos cuando se permite el juego creativo en todas sus facetas y vertientes, la poesía como una vía abierta que comunica el sentir y el pensar.

Existe y se fomenta, con verdadero énfasis y esfuerzo, la anulación sistemática de esta creatividad, la intención es formar, exclusivamente, individuos productivos.

Reflexionar sobre qué pasaría si ese aprendizaje se diera con naturalidad en la infancia, si no se bloquease la creatividad. Sobre la necesidad de que los niños y niñas desarrollen adecuadamente los cauces, los ríos y las corrientes subterráneas que supone el lenguaje como sinónimo de pensamiento, el pensamiento y la creación como recurso vital para sortear los envites de la vida, para crear nuevas sendas, para no dejarse vencer, ni moldear, ni adecuar. ¿Qué pasaría si se extendiera el uso de la palabra no académica, sino emocional y abstracta, la poesía, la metáfora? Me pregunto. Y creo, realmente, que es necesaria la lucha contra la falta de poesía en la vida, porque, poesía significa poiesis, significa creación.- Es lo que nace nuevo, lo que nace y se transforma desde la nada. Lo que tiene la capacidad de regenerarse. Es evidente que este tipo de poesía: la creación/creatividad, es necesaria para la vida, para generar recursos ajenos a los establecidos, para mantener intacta la capacidad de rebelarse contra lo que es esperado, contra la dulce condena de lo establecido de antemano.

Creo que la poesía es una forma de vivir, no necesariamente es poesía lo que queda escrito en el papel. Hay poesía en los márgenes, en la infancia, en la asociación libre de personas, en la solidaridad, en la resiliencia, en la lucha. Hay poesía en la sonrisa y en el llanto, en la luz. Es necesario rescatar esa otra poesía, también, y, tal vez, más.

La poesía creará caminos poco transitados del pensamiento, abrirá la brecha a lo (im)posible, las personas con un buen músculo creativo, con la capacidad de creación intacta, con la mirada poética abierta, no permitirán, creo, ciertas injusticias. Más cultura, más poesía, es, sin duda, sinónimo de libertad de elección, en el sentido más profundo y arriesgado del término.

humo

PUNTO DE PARTIDA:

Es más que obvio que el Sistema se recrudece y embiste, o anestesia, aquello que no es “útil”, que no es, comercialmente, viable. Todo lo que no es productivo; en la acepción más obscena del término; es silenciado, ninguneado, o, directamente, destruido. Incluso el uso y disfrute de nuestro tiempo libre se convierte, para él, en una caja registradora: desde los centros comerciales como untuosos templos del ocio, redes sociales, o, los parques de bolas donde por un módico precio, podemos olvidarnos de nuestros niños durante un buen rato, consolas y vídeojuegos: todo controlado, y siempre con una contraprestación económica.

cerdo

Visto lo visto, la lectura, el arte, el teatro, la pintura, o… ¿la poesía, qué es eso?, es decir, todo aquello que necesita un atento esfuerzo y que no tiene una función adormidera o narcotizante; ¿cuántas veces hemos escuchado eso de: es que no se entiende?; por eso es relegado al ostracismo más absoluto. ¿Lo que quiere “el pueblo” es pasar el rato? Yo tengo una esperanza de que no, de que lo que sucede es que no se ve más allá. Yo soy pueblo y no deseo pasar el rato, o sí, pero pasarlo desde el estremecimiento, desde la lucidez, desde la risa franca e inteligente, así también nuestros niños, con los que he tenido el placer de trabajar, no hay uno solo que no haya disfrutado si le lleva, se le acerca, se le lee y se le interpela a la creación.

Pero lo otro, también existe, el Poder nos muestra, con luces de neón, esos -algunos- libros, que han sido directamente vomitados por la telebasura. Lo peor es que consiguen lo que no consigue ningún libro de buena literatura: estar en todas las casas, en todas las bocas, y que las colas en las librerías se hagan infinitas; no entraré a valorar si, a partir de estos “libros”, se puede “salvar” algún posible lector que todavía no se sabía, a sí mismo, lector. Tal vez, si encuentra un buen librero o librera que sepa reconducirlo fuera del abismo, sí.

Por tanto, partimos que nuestra sociedad, nuestra existencia, se conforma en un ente piramidal, cuya base se alimenta, preferentemente, de una masa, millones de personas, acrítica; de la que todos formamos parte, claro; y en la cúspide unos tentáculos infinitos, que asfixian, fagocitan y reconvierten todo aliento subversivo, artístico o creativo, en “cash”, en caja, en negocio, en dinero, el suyo, claro .

En la base de esta pirámide se encontraría la poesía, la literatura, el arte, están ahí, pisoteados, junto a todas aquellas personas desahuciadas por el sistema: los excluidos sociales, inmigrantes, enfermos, discapacitados, ancianos, todos los “no útiles”. Aquellas personas que, sin embargo y aunque jamás lo reconozca, necesita para sostenerse, porque son parte del relleno de sus cimientos, y de su propio entramado. Y sí, me atrevo a poner en el mismo lugar los servicios sociales, la sanidad, la educación y la cultura, pues todos ellos, juntos, son el barómetro que nos dirá en qué clase de sociedad vivimos.

libros

LOS PASOS:

Creo en la necesidad de la poesía como herramienta, la poesía como parte y arte, necesaria para el cambio social, la poesía como juego y diamante lingüístico. Si el lenguaje, como se sabe, es pensamiento y “los límites de mi mundo son los límites de mi lenguaje”, que diría Wittgenstein, la poesía, creo, se convierte en la dinamita que destruye esos límites. Por tanto, el mundo íntimo de cada persona, al acercarse a la poesía, se hace un poco más alto, un poco más ancho, un poco mejor. Como dijera Gianni Rodari: “la palabra para todos, me parece un buen lema, de bellosonido democrático. No para que todos sean artistas, sino para que nadie sea esclavo.”

Cómo cambiar aquella realidad tan aplastante. A veces, volver al origen nos sitúa en lo más nuevo, en los más transgresor. A veces, los mecanismos de poder subvierten aquello que les resulta peligroso, lo anestesian, lo convierten en anacronismo: no está de moda la poesía. Por eso en ella hay que incidir: en la palabra hablada/recitada, la poesía hecha voz; en los mecanismos de subversión lingüística que conlleva su uso y creación; en la memoria de la que bebe y se alimenta; en la apertura de pensamiento que significa; en la destrucción de límites y la capacidad de crear nuevas realidades, y, por tanto, nuevos mundos. Por todo ello es tan necesaria.

Y baste que tras un taller en un barrio como La Coma; con chicos y chicas de 15 años, que dudaron, me hicieron dudar, rieron, bromearon, hablaron, escucharon, y, finalmente, escribieron sus haikus, la profesora te escriba y te diga: “(…) Para mí, fue un éxito. Peleo cada día por acercar un poco la poesía a estos chicos y sé que cuando dicen que no la entienden no te están mintiendo. Ellos en principio la rechazan (quizás porque su realidad es todo menos poética) y no hacen el esfuerzo de comprensión que requiere. Pero el caso es insistir e ir poco a poco. Luego, lo que más les bloquea es que les pidas que creen algo. Por eso me sorprendió salir de la biblioteca con mi montoncito de haikus. Para mí, un logro. Los expondremos en el vestíbulo del instituto. “ Baste, decía, para creer (a lo mejor es utopía), que tal vez, a alguno de ellos le sirva para algo la palabra, le sirva la poesía para ver y crear otra realidad. Para hacer tambalear esa pirámide que nos asfixia a todos.

Imágenes de Pawel Kuczynski

Anuncios

9 pensamientos en “POESÍA, SUBVERSIÓN, CREATIVIDAD Y ACCIÓN SOCIAL:

  1. Gracias por tu reflexión.
    Gracias por creer que la poesía sí vale. Gracias, porque al leer lo que escribes, sé que somos más y que no estamos solos trabajando. Sé que somos muchos poniendo nuestro pequeño granito de arena para no quedarnos del todo hundidos bajo el peso de esa gran pirámide de la que hablas.
    Hoy, por lo visto, tropiezo con poesía a casa paso 🙂 lo que me alegra mucho.
    Hay otros, en otras partes del mundo, que, como nosotros, también creen en ella http://www.fondodeculturaeconomica.com/invitaciones/2014/ConPoesiaHPPN.html
    Un saludo y, de nuevo, gracias por tus preciosas palabras.

    • Hola, Martes de cuento:

      Gracias por pasarte por aquí. Ay, qué buena esa compañía en el camino, siempre es un gozo encontrarnos en las trincheras.

      Sí, conozco el FCE, es una editorial estupenda. Afortunadamente, como dices, no estamos solas.

      Abrazos!

  2. Sin duda, la poesía de verdad, puede servir para todo lo que comentas. Y la creatividad ha de ser siempre un valor a potenciar y mantener. Pero me parece un poco ingenuo pensar que la poesía no puede ser (y a menudo es) una herramienta de control más, de cauces establecidos y reiteración de tópicos. No podemos pedirle tanto a la poesía, porque la poesía no es esencialmente “el bien”. La responsabilidad siempre será nuestra. Y habrá de educarse.

    Aun con eso, estupenda entrada. He disfrutado mucho leyéndola.

    PD: Una errata: “sino se bloquease”, ese “sino” debería ser “si no”. 😉

    • Hola, Luis:

      No sé quién te dijo que yo no pienso que no lo sea :), no sé si eso se desprende del post, ¡espero que no! Solamente hay que moverse por el mundillo poético para ver que así es, tal cual, donde hay migajas de poder allí hay miseria humana, eso esa así. Pero me refiero a otra cosa en el post. También tengo claro, y no me cabe duda, que si se pusiera de “moda” la poesía, terminarían haciendo un “Gran Hermano Poético”.

      Me alegra que te haya gustado. Me pasé por tu blog y es MUY INTERESANTE también. Voy de nuevo a seguir tus entradas.

      Merci por la corrección, jamás conseguiré aclararme, creo. Abrazos.

  3. Mar, gracias por tus palabras, un verdadero regalo. Yo también creo en el poder de la poesía para construir otras realidades, necesito pensar que esas palabras certeras son capaces de transformar este mundo tan raro que tenemos, que desde la emoción podamos reflexionar y actuar. Graciasss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s